Alcohol

Como bien es conocido, el alcohol es un valor social, un producto que es vendido como valioso para muchas circunstancias. Lo importante no es que esté disponible, sino en que situaciones lo está. Por ejemplo en situaciones de fiesta tiene un valor de más alegría, más diversión, menos penas, menos culpabilidad, más inhibición, etc. Por lo tanto el alcohol ha servido tanto para proporcionar momentos de alegría como para ahogar las penas. Es por ello, que debido a estas experiencias anteriores, las personas que consumen alcohol se refugian ante circunstancias personalmente dolorosas.
La intervención psicológica de esta y otras conductas adictivas es multidisciplinar ya que las ayudas dirigidas a la desintoxicación fisiológica se conjugan con el marco psicológico de la historia personal, convirtiéndose la terapia psicológica en un punto central del tratamiento.
El objetivo es establecer contacto con las dificultades de la persona y trabajar en la construcción de una vida con sentido personal.
Tabaco
Cocaína
Juego patológico
Cannabis