Terapia de Pareja

Problemas de Pareja

Cuando hablamos de relaciones de pareja y terapia, hay dos focos de atención principales. Por un lado está la parte interpersonal, es decir, la interacción entre ambas partes. Y por otro lado está la parte individual, referente a lo que cada miembro aporta a la relación.
Existe, a mi parece, un punto central en los problemas de pareja y es el momento en el que las diferencias existentes entre ambos miembros se transforman en deficiencias. En este momento se producen cambios tanto en el comportamiento cómo de las situaciones entre ambos. Cuando hablo de deficiencia, me refiero a las diferencias que comienzan a surgir y que suponen experiencias (pensamientos, sentimientos, situaciones) negativas que se reflejan día a día en vuestra convivencia.
Si consideras que ambos os encontráis en un camino que no sigue ninguna dirección y vuestros pensamientos o sentimientos suponen un obstáculo podemos trabajar junt@s para reconducir la relación en base a vuestros valores tanto interpersonales como individuales.

Disfunciones Sexuales

La sexualidad es importante para el bienestar y la calidad de vida de las personas. Los problemas sexuales son aquellos que se manifiestan durante el acto sexual en cualquier fase (deseo, excitación, orgasmo o resolución) evitando que la pareja o el individuo disfrute de la actividad sexual. Estas dificultades sexuales pueden desarrollarse de forma gradual a través del tiempo o pueden aparecer repentinamente.
Existen muchas afirmaciones erróneas que están influyendo en la base de las disfunciones sexuales tales como:
  • El hombre siempre se excita cuando se encuentra en una situación sexual. De manera que, si en una situación que socialmente se ha señalado como sexual no se excita, es que “no funciona bien”.
  • Cuando un hombre pierde su erección es porque no encuentra a su compañera sexualmente atractiva.
  • El hombre siempre está dispuesto y desea llevar a cabo interacciones sexuales.
  • Todo hombre ha de saber cómo dar placer a una mujer (incluso desde la primera relación).
  • El sexo debe suceder por iniciativa del hombre.
  • El hombre siempre debe llevar “la voz cantante” en el sexo (iniciar, dirigir la relación, decidir con quién...).
  • Las mujeres siempre esperan que el hombre les proporcione un orgasmo cada vez que llevan a cabo una interacción.
  • No deben llevarse a cabo relaciones sexuales cuando la mujer está menstruando, porque puede haber peligros de infección o contaminación.
  • Cualquier mujer que lleva la iniciativa en las relaciones sexuales o en el sexo en general es inmoral.
  • Ni el hombre ni la mujer pueden decir nunca que “no” al sexo.
  • El sexo debe ser siempre natural y espontáneo: pensar, hablar o leer acerca del mismo estropea esta espontaneidad y en consecuencia dificulta el disfrutar del sexo.
  • Si dos personas se aman, deben saber cómo disfrutar del sexo juntas.
  • En la relación sexual cada uno conoce instintivamente lo que su pareja piensa o quiere.
  • Una buena relación sexual requiere un orgasmo.
Estos son algunos de los mitos que podemos encontrar pero existen muchos otros.
Entre los factores físicos se encuentran: las drogas (alcohol, nicotina, narcóticos, antihistamínicos, etc.) o procesos patológicos (lesión de columna vertebral, insuficiencia vascular, neuropatía diabética, etc.)
Teniendo en cuenta esto, podemos trabajar junt@s para evaluar las reacciones emocionales y físicas que se producen y cómo las podemos mejorar para que dejen de afectar a tu función sexual de manera tanto interpersonal como individual.