Trastornos de Ansiedad

Al igual que en población adulta, el centro de los problemas de ansiedad se define en cuatro palabras: el miedo al miedo.
Es necesario comprender que procesos son los responsables de que reacciones tan naturales y adaptativas como el miedo y la ansiedad que han permitido sobrevivir a la especie estén ahora limitando la vida del niño.
Existen dos características principales que definen los trastornos de ansiedad, la angustia generada por pensamientos y sensaciones desagradables y la percepción de descontrol que se experimenta en determinadas situaciones. Por lo tanto, en muchos momentos estos pensamientos, sensaciones y sentimientos terminan dominando el comportamiento de los niños, perdiendo así el contacto con las condiciones presentes y con el sentido de su vida.
Existen diversos tipos de ansiedad pero todos responden ante las mismas características que acabamos de ver anteriormente, estos tipos son: ansiedad por separación, fobias, trastornos de angustia, trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de angustia, obsesivo compulsivo y de estrés postraumático.
Cuando notes que los esfuerzos que empleas en intentar controlar la ansiedad de tu hijo/a así como los esfuerzos que realiza él/ella están siendo contraproducentes, afectando o creando limitaciones en áreas y aspectos valiosos de su vida personal podemos trabajar junt@s para solucionarlo.