Trastorno de Control de Esfínteres

La educación en cuanto a enseñar a utilizar el inodoro supone muchas veces angustia para los padres, sintiéndose confundidos por las advertencias que pueden hacerles amigos, familiares o “expertos”. O puede ocurrir que los padres con experiencia piensen que lo que han hecho con un hijo tal vez no les funcione con el siguiente. Para un niño pequeño es un importante aprendizaje ya que debe ser capaz de reconocer y describir el impulso de eliminar, controlarlo hasta llegar al baño, desvestirse y colocarse en la posición adecuada.
El déficit al controlar los esfínteres que padecen los niños se caracteriza por la falta de control sobre la micción, es común sobre todo en niños de 4 a 6 años y no está relacionado con problemas emocionales o mentales.
La realidad es que, prácticamente la única causa de los problemas es la falta de un entrenamiento adecuado. Algunos de los errores por los que esto suele ocurrir son:
  • No le enseñan donde tiene que ir por la noche.
  • Premian a su hijo con mucha atención cuando moja la cama y esta conducta por lo tanto se volverá a repetir.
Pero también puede tener algún desencadenante cómo el nacimiento de un nuevo hermanito o el enfrentamiento a alguna situación estresante como entrar en la escuela.
Otras causas menos comunes pero que también se manifiestan son: causas médicas, causas emocionales, causas de desarrollo o patrones de sueño.
Si tu hijo/a presenta problemas de control de esfínteres puedo asesorarte en su entrenamiento y resolver dudas que puedan surgir o trabajar con él/ella para conseguir que realice una eliminación adecuada.